Tips para sacar el máximo partido a tu equipo de trabajo

“Un equipo de alto rendimiento y motivado comienza por un gran líder”. Desde Aselab os contamos algunos tips para sacar el máximo partido a tu equipo de trabajo.

Cómo gestionar tu equipo de trabajo

Cuando hay un grupo de personas llevando a cabo un proyecto, es fundamental que haya una persona que lidere ese equipo. Con esto no queremos decir que haya una persona “mandando” desde una mera posición jerárquica al resto, sino que haya un líder que guíe el proyecto mediante un plan de acción, organizando y delegando las tareas a desarrollar con la vista en alcanzar los objetivos comunes marcados por la compañía.

Saber cómo gestionar tu equipo de trabajo principalmente es cuestión de actitud. Un buen líder tiene que ser capaz de transmitir confianza y motivar al equipo que tiene a su cargo para que le sigan y alcanzar juntos los retos y objetivos establecidos.

Algunos de los valores principales que todo buen líder debe tener son compromiso, respeto y comprensión.

Además, para tener un equipo de alto rendimiento no podemos olvidar las “5C” de Tom Peters:

  • Comunicación
  • Coordinación
  • Complementariedad
  • Confianza
  • Compromiso

 

Ser el líder de un proyecto todos sabemos que acarrea una gran responsabilidad y no es una tarea fácil, por ello, tenemos preparados una serie de ítems que te va a ayudar a sacar el máximo partido a tu equipo de trabajo.

4 tips para sacar el máximo partido a tu equipo de trabajo

Ante todo, organización. Ante la presencia de un nuevo proyecto, es fundamental que lleves a cabo una primera organización de las tareas a realizar, para que acto seguido puedas organizar a tu equipo y delegar las funciones y tareas que mejor se adapten a cada miembro.

Comunícate con tu equipo. Muchas veces la falta de comunicación puede llevar consigo que pierdas el “guión” de lo que se está haciendo y no se cumple con los objetivos establecidos. Por ello, es un aspecto clave que te comuniques con las personas que tienes bajo tu responsabilidad, ya sea mediante reuniones grupales o de manera individual, de forma que tengas el conocimiento de las gestiones que se están llevando a cabo, y que tu equipo sepa y conozca lo que tiene que hacer y se espera de él.

Colabora y no te quedes al margen. Aunque tengas el rol de líder, no se te puede olvidar que eres uno más en el proyecto y que existe un objetivo común. No puedes permitirte caer en el error de “apartarte a un lado” y únicamente dedicarte a mandar o, por el lado contrario, acaparar todo el trabajo. Para ser un buen líder es primordial que colabores y te integres con todo el equipo que gestionas.

Reconocimiento. Como personas que somos, a todos nos gusta que cuando nos hemos esforzado en lograr algo, ese esfuerzo sea reconocido. Reconocer el trabajo bien hecho es algo muy sencillo, pero que en muchas ocasiones “se queda en el tintero”. Hacerle saber al trabajador que estás contento con el rendimiento que está teniendo, o con el resultado de su trabajo va a incidir directamente en su motivación y esto repercute directamente en un buen clima de trabajo y un mayor compromiso.

Ahora que ya tienes algunas píldoras para ser un buen líder y poder sacar el mayor rendimiento a tu equipo de trabajo, solo te queda ponerlo en marcha. Da igual que sea una empresa grande, o una pequeña, el tamaño del departamento, un proyecto con un gran número de personas a cargo, o con pocas. Estos tips son esenciales para cualquier situación de liderazgo.

Si te ha parecido interesante este post y quieres saber más sobre la gestión de equipos, desde Aselab estaremos encantados de ayudarte para lograr la meta común: ¡Sacar el máximo partido a tu equipo de trabajo!

No Comments

Post A Comment